¿Qué puedo hacer si estoy en desacuerdo con la factura de la luz?

Si estás en desacuerdo con la factura de la luz, es necesario que la revises bien para averiguar cuál puede ser el motivo.

Tienes que fijarte en el apartado Detalle de la factura, tal como se ve en la imagen

Los motivos de un incremento no esperado de la factura de la luz pueden venir por:

1. Periodo de días superior al habitual

Desde la cooperativa trabajamos para que las facturas sean mensuales, tal como explicamos en este artículo del Centro de Ayuda.

Aun así, a veces las facturas no son exactamente mensuales [1]. En estos casos debes tener en cuenta que si el periodo de facturación es mayor (o menor) de lo habitual, los costes de potencia y de energía facturada aumentan (o disminuyen) de manera proporcional y pueden explicar esta diferencia.

2. Facturación por potencia contratada

Si estás en desacuerdo con la potencia facturada, debes revisar si tu contrato está pendiente de una modificación de la potencia. Recuerda que si has tramitado una modificación de la potencia contratada, en el momento en que el cambio sea efectivo tienes que recibir un correo electrónico con la fecha de activación.

3. Facturación por electricidad utilizada

Si tu uso eléctrico se ha incrementado en esta última factura en relación con las anteriores, hay que comprobar si la lectura con la que te hemos facturado es real o estimada. Eso lo puedes ver en la factura.

Recuerda que desde la cooperativa facturamos sobre todo a partir de las lecturas que nos facilita la empresa distribuidora, que es la responsable legal de hacerlo.

a. Lectura estimada

Si la lectura con la que te hemos facturado es estimada, te aconsejamos que compruebes el valor facturado con el valor que se puede ver en el contador. Si tienes problemas de acceso a los contadores, te recomendamos leer este artículo.

En caso de que haya una discrepancia muy importante, lo mejor es que nos lo hagas saber contestando el correo en el que te hemos enviado la factura y decirnos la lectura actual.

A partir de ahí, procederemos a hacer una reclamación a la distribuidora para que actualice tu energía facturada y refacturaremos, si es necesario, tu contrato.

b. Lectura real   

Si la lectura facturada es real, lo primero que recomendamos es que igualmente compruebes la lectura que marca tu contador y que confirmes que esta tiene coherencia con la lectura facturada.

Esto es importante especialmente en comunidades vecinales. A veces, el problema es que el contador no está bien identificado con el piso correspondiente y eso provoca confusión. Lo puedes comprobar mirando el número de serie del contador que aparece en la factura, en el apartado de información de consumo eléctrico.

Revisa tu uso eléctrico durante el período de la factura: recuerda que las facturas de luz son de periodos anteriores a la fecha de la factura, y el cargo lo pasamos al banco, como mínimo, una semana después.

Si a pesar de estas comprobaciones, crees que hemos facturado por un uso eléctrico no realizado, puede que el problema venga por:

  • Un error o avería del contador: marca uso de electricidad que no se realiza.
  • Un uso eléctrico no detectado en la casa: algún termostato que no funcione correctamente y no se detenga, o alguna avería en la instalación eléctrica.

Te recomendamos que descartes una incidencia en el contador. Para comprobarlo, hay que cortar la luz bajando todos los diferenciales del cuadro eléctrico y observar el contador. Si observas que sigue contando querrá decir que tiene una incidencia o avería.

Los contadores disponen de un led (generalmente una luz roja) que si está activo —hay una opción en el menú del display para desactivarlo—, nos puede ayudar a verificar su funcionamiento: si contabiliza consumo, la luz parpadea; si se queda encendido y la luz es fija, significa que ha dejado de pasar electricidad por el contador.

Antes de presentar una incidencia en el contador es importante mirarlo bien, porque si desde Som Energia presentamos una reclamación por incidencia en el contador a tu nombre, pero realmente el contador no tiene ningún problema, la distribuidora te cobraría entre 45 y 50 € (porque habrán hecho un desplazamiento específico).

Si realmente hay un problema en el contador, la distribuidora tiene que reparar la avería y asumir el coste del desplazamiento, y haremos la refacturación con los datos correctos que nos pasen.

Si el contador funciona correctamente, te recomendamos que investigues si se trata de una avería en la instalación y/o algún electrodoméstico. Hay que tener en cuenta que aparatos como el termo eléctrico u otros aparatos en mal estado, pueden consumir mucha electricidad.

4. Otros conceptos

a. Cargos por altas y modificaciones de contrato

Las altas de suministro y las modificaciones de potencia conllevan cargos que aplican las empresas distribuidoras a través de la factura con la cooperativa. Si este es el caso, puedes ver los conceptos de derechos de acceso, derechos de extensión, derechos de conexión, depósito de garantía o actuación en medida, según el caso. En los enlaces anteriores puedes encontrar los costes de cada uno de los conceptos.

b. Facturación complementaria imputada por parte de la distribuidora

En caso de expediente por fraude o incidencia con el contador o con la instalación eléctrica, la empresa distribuidora puede imputar cargos adicionales a un determinado contrato.

En estos casos, la empresa distribuidora informa directamente a la persona titular del contrato de los detalles del expediente y de la penalización económica que puede representar. Si no lo ha hecho, nos lo puedes pedir a nosotros, contestando el correo de la factura, y pediremos a la distribuidora que nos informe.

5. Facturación de energía reactiva

En determinados casos puede aparecer un coste añadido en la factura debido a la energía reactiva que se genera en un punto de suministro. Puedes leer este artículo, energía reactiva; qué es, efectos en la factura y como eliminarla, para revisar si es tu caso.

Si ninguna de estas opciones encajan en tu caso, lo mejor es que nos contestes el correo en el que te hemos enviado la factura y buscaremos cuál puede ser el motivo.


[1] Hay varios factores que explican que una factura tenga un periodo de facturación que sale de lo habitual: fecha de recogida de lecturas por parte de la distribuidora, modificaciones de potencia, cambios de contadores y también errores técnicos o humanos que puedan tener lugar en el proceso de facturación que realiza la cooperativa. Para más información y explicación de tu caso en concreto puedes contactar con el equipo de factura por correo electrónico en factura@somenergia.coop




Necesitas más ayuda? Contacta Contacta