Modificación de la potencia contratada

Para modificar la potencia y/o la tarifa, sólo hace falta que rellenes el formulario de solicitud de modificaciones contractuales que encontrarás al final de esta página. Aun así es importante tener en cuenta lo siguiente:

Al pedir un cambio de potencia y/o tarifa, las distribuidoras tienen la obligación de hacer el cambio solicitado. Pero si en menos de un año volvemos a pedir otro cambio podrían denegarlo y tendrías que esperar un tiempo para hacer la modificación.

El cambio se hará efectivo en un periodo de entre dos y tres semanas, momento en el que te haremos llegar un correo electrónico informando que el cambio se ha efectuado correctamente.

Reducir la potencia:

Bajar la potencia tiene un coste de 10,94 €, que cobrará la empresa distribuidora a través de nuestra factura.

Aumentar la potencia:

El cambio de potencia tiene un coste de  10,94 €. Y en este caso además, deberás pagar 44,86 € por cada kW que subas, que cobrará tu empresa distribuidora a través de nuestra factura. Algunas distribuidoras también cobran la parte proporcional al depósito de garantía (fianza que se paga en el momento de dar de alta un punto de suministro).

Como se trata de subir la potencia, podría ser que tu distribuidora pidiera el Boletín de Reconocimiento de Instalación de Baja Tensión (si éste está caducado, es decir, tiene más de 20 años). Si fuera el caso, te avisaríamos.

Nota: La compañía de distribución eléctrica puede pedir el   boletín de reconocimiento de instalaciones de baja tensión si este ya está caducado (a los 20 años) o si el boletín vigente marca una potencia máxima inferior a la nueva solicitada. 

Para orientarte sobre que potencia escoger y saber qué tipo de instalación tienes, puedes consultar el   siguiente enlace

Formulario de  modificaciones contractuales:

Si no lo ves correctamente:  enlace al formulario.

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta