Cómo saber si la instalación es monofásica o trifásica

[També en: català] [Euskaraz ere eskuragarri] [Tamén en galego]

De forma general, si observas cómo son tus protecciones o interruptores principales del cuadro eléctrico (IGA, ID o ICP) podrás saber si tu instalación es monofásica o trifásica: si llegan dos cables, es monofásica y, si llegan cuatro, es una instalación trifásica. 

Veámoslo en la imagen a continuación: 

Interruptor general automático (IGA)

En las viviendas, lo más habitual es que haya una instalación monofásica, aunque, si se trata de edificios antiguos, puede que la instalación sea trifásica. Una instalación trifásica es la más común cuando se necesita una potencia elevada. También lo es si tenemos aparatos con motor (por ejemplo, una bomba de agua, un ascensor ...), y es imprescindible si queremos conectar cualquier aparato trifásico.

En una instalación monofásica llegan dos cables, llamados fase y neutro. La fase es el cable que lleva la corriente (de color marrón) y el neutro es el cable de retorno (de color azul) y no tiene corriente. Un sistema monofásico utiliza una tensión de 230 V entre la fase y el neutro. 

En cambio, en una instalación trifásica llegan tres cables con corriente o fases (llamados R, S y T, que son de color marrón, negro y gris) y un cable de retorno o neutro (de color azul). Un sistema trifásico usa una tensión entre fase y neutro de 230 V y entre fase y fase de 400 V.

Tanto en un tipo de instalación como en el otro, puede que haya un cable más, de color amarillo-verde; es la toma de tierra.

Otros interruptores monofásicos y trifásicos que podemos observar son:

El interruptor diferencial (ID)

El interruptor de control de potencia (ICP)

Las instalaciones bifásicas

A veces te puedes encontrar que la instalación de tu punto de suministro no sea ni monofásica, ni trifásica, sino bifásica.

A simple vista no se diferencian de las instalaciones monofásicas, ya que también llegan dos cables a las protecciones. 

Para diferenciarlas es necesario que personal técnico electricista haga la comprobación pertinente con un aparato de medida o multímetro (o tester). Si la instalación es bifásica, en el momento de medir el voltaje entre los dos cables se obtendrá un valor entre 120 y 130 V. En cambio, si la instalación es monofásica (voltaje entre fase y tierra), se obtendrá un valor aproximado de entre 220-230 V.

Es importante que sepas si tu instalación es bifásica, ya que, si quieres instalar algún elemento específico como un punto de recarga para vehículo eléctrico, aire acondicionado o aparato de aerotermia, necesitarás convertir la instalación en una monofásica (es decir, con fase y neutro). 

Con este fin existen unos transformadores que convierten una instalación bifásica en una de monofásica. Si quieres añadir un aparato de los comentados a tu instalación, deberás tener en cuenta que estos transformadores pueden tener un importe económico elevado.

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta