El reparto de energía en autoproducción colectiva

La modalidad de autoconsumo colectivo es aquella en la que varias viviendas, locales u otros puntos de suministro eléctrico se benefician de uno o más puntos de generación de electricidad renovable. Para distribuir la energía generada se aplica el método de reparto de energía que establece el Real Decreto 244/2019.

La normativa prevé que, para acogerse a una modalidad de autoproducción colectiva, las personas participantes asociadas al punto o puntos de generación firmarán un acuerdo de reparto en el que se determine un coeficiente de reparto para cada participante.

Acuerdo de reparto

El acuerdo de reparto de excedentes en autoproducción colectiva es un documento que establece el porcentaje de energía generada que corresponde a cada participante de una autoproducción colectiva, y lo hace a través del coeficiente de reparto.

Este acuerdo firmado deberá ser entregado a la empresa distribuidora de forma individual por todas y cada una de las personas participantes de la autoproducción colectiva, bien directamente o bien mediante la empresa comercializadora. En este caso, se debe hacer en el proceso de legalización y modificación del contrato a la modalidad de autoproducción colectiva que se haya elegido, una vez la instalación fotovoltaica ya esté operativa.

Podrás encontrar un modelo de documento de acuerdo de reparto en el apartado de anexos de la Guía para la autoproducción colectiva en bloques de viviendas que publicaremos próximamente.

Coeficiente de reparto

El coeficiente de reparto es el porcentaje de energía generada que corresponde a cada participante de la autoproducción colectiva. 

  • Es un valor entre 0 y 1.
  • La suma de todos los coeficientes debe ser 1.
  • Es un valor que se mantiene estable durante todas las horas del día.

Así, si un punto de suministro asociado tiene, por ejemplo, un coeficiente de 0,3, significa que le corresponde un 30% del total de la energía generada cada hora. Si durante una hora concreta en esta vivienda o local no se utiliza el total de la energía asignada (en este ejemplo, el 30% de la generada), los kWh no utilizados computan como excedentes de esta vivienda o local concreto. Por lo tanto, si la vivienda demanda más energía de la que tiene asignada, esta energía de más contabiliza como consumo habitual de red y se cobra de forma convencional en la factura eléctrica. 

El coeficiente que corresponde a cada participante se establece de mutuo acuerdo y queda expresado en el acuerdo de reparto. Este acuerdo puede modificarse una vez cada 12 meses y, para hacerlo, todas las personas participantes deben entregar el nuevo acuerdo de reparto.

El Ministerio para la Transición Energética se ha comprometido, en un futuro próximo, a desarrollar lo antes posible los coeficientes de reparto dinámico, aquellos en los que el porcentaje de reparto podrá ir variando a lo largo del día.

Método de reparto 

  1. La energía generada por los paneles solares es contabilizada por el contador de generación durante el periodo de una hora. Esta es la energía horaria neta generada. Esta energía varía cada hora en función de la climatología, el momento del día y la época del año. 
  2. A esta energía generada se le aplica el coeficiente de reparto de cada participante de la autoproducción colectiva. Es decir, en función del reparto acordado, se calcula qué parte de energía generada le corresponde a cada uno en el periodo de una hora. Esta es la energía horaria neta generada individualizada.
  3. Cada participante utiliza, de su energía horaria neta generada individualizada, la que necesite o pueda aprovechar; esta energía generada aprovechada en el tramo de una hora se denomina energía horaria autoconsumida individualizada. Computa como energía utilizada directamente de las placas solares y por tanto, se descuenta del consumo horario que pueda marcar el contador de consumo.
  4. La energía generada que le corresponda a cada participante en cada tramo horario, y que no utilice en ese momento, se computa como excedente. Esta energía se denomina energía horaria excedentaria individualizada, y es la que se puede compensar si el contrato está acogido a una modalidad que contemple esta opción.
  5. Así pues, la energía generada que le corresponde a cada participante (energía horaria neta generada individualizada) se reparte entre la energía que se utiliza (energía horaria autoconsumida individualizada) y la energía que no se utiliza (energía horaria excedentaria individualizada). 

Ejemplo

Tres viviendas y un local están asociados a una instalación de generación en la modalidad de autoproducción colectiva. Los coeficientes de reparto son los siguientes:

Puntos de suministro asociados Coeficiente de reparto
Vivienda 1 0,2
Vivienda 2 0,2
Vivienda 3 0,2
Local 0,4

Entre las 11 h y las 12 h de un día determinado la instalación genera 5 kWh. A la vivienda 1, pues, le toca 1 kWh, ya que es el resultado de multiplicar el coeficiente (0,2) por la energía generada (5 kWh). Dicho de otro modo, a la primera vivienda le corresponde el 20% de 5 kWh, que es 1 kWh. El reparto de energía durante esa hora es el siguiente:

Puntos de suministro asociados Reparto de energía de 11 a 12 h
Vivienda 1 0,2
Vivienda 2 0,2
Vivienda 3 0,2
Local 0,4

Veamos ahora cómo se reparte la energía entre los diferentes puntos de suministro durante esa hora, teniendo en cuenta también su uso de energía de la red:

Puntos de suministro asociados Reparto de energía generada entre las 11 h y 12 h. (energía horaria neta generada individualizada)
Energía utilizada entre las 11 h y 12 h.
Energía generada utilizada (energía horaria autoconsumida individualizada)
Energía utilizada de la red (por lo tanto, a facturar)
Energía excedentaria (energía horaria excedentaria individualizada)
Vivienda 1 1 kWh 1,5 kWh 1 kWh 0,5 kWh 0 kWh
Vivienda 2 1 kWh 0 kWh 0 kWh 0 kWh 1 kWh

Vivienda 3

1 kWh 0,75 kWh 0,75 kWh 0 kWh 0,25 kWh
Local 2 kWh 5 kWh 2 kWh 3 kWh 0 kWh

Especificaciones del reparto de energía en autoproducción colectiva con compensación:

Las modalidades de autoproducción colectiva que pueden acogerse a la compensación simplificada de excedentes son las siguientes:

  • Autoconsumo colectivo en red interior sin excedentes.
  • Autoconsumo colectivo en red interior con excedentes.
  • Autoconsumo colectivo a través de red de baja tensión donde todos los puntos de generación están conectados en red interior a uno de los puntos de uso de la energía.

La compensación en autoproducción colectiva funciona de la siguiente manera:

La energía horaria excedentaria individualizada se transforma en un valor económico según el precio kWh establecido por la comercializadora. Este valor económico se descuenta directamente del valor económico del término de energía utilizada en la factura eléctrica. Como mucho, el resultado puede ser de cero euros, pero en ningún caso puede ser negativo o acumulable para próximos meses. Cabe recordar que la parte fija de potencia contratada, el bono social y los impuestos asociados a estos conceptos se deben pagar igualmente.

¿Te ha sido útil, este artículo? Gracias por tu valoración Hubo un problema al enviar sus comentarios. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta