Documentación necesaria para el alta de suministro en Cataluña

En Cataluña, la normativa para tramitar las altas de suministro reconoce dos documentos diferentes para certificar que la instalación eléctrica se encuentra en buen estado y cumple con la normativa vigente (texto en catalán) en materia de seguridad.

Estos documentos los debe emitir un electricista homologado y recoge las características de la instalación como, por ejemplo, la potencia máxima instalada, la que podría admitir, etc.

Cuando se trata de una primera ocupación del punto de suministro (nunca antes ha habido luz), el documento a presentar es el Certificado de instalación eléctrica (2 páginas), que va acompañado de uno de estos documentos:

Estos documentos son válidos durante un año desde su fecha de emisión.

También se pedirá esta documentación para altas de suministro de segunda ocupación que conlleven ampliaciones de potencia respecto a la potencia legalizada (o la “potencia máxima admisible” que figure en el certificado vigente). Por ejemplo, si la potencia máxima admisible es 3,45 kW y queremos contratar 5,75 kW.

Si se trata de una segunda ocupación* (ha habido luz con anterioridad), el documento a presentar para tramitar el alta de suministro es el Boletín de reconocimiento de la instalación eléctrica (son estas dos páginas), que será válido durante 6 meses desde su emisión y que, una vez en vigencia el contrato eléctrico, tendrá una validez de 20 años mientras el contrato de suministro eléctrico esté en vigor.

El precio de estos documentos puede variar según el profesional; por eso, siempre es recomendable pedir diferentes presupuestos. Como referencia, suele estar entre los 80 y los 200 €, excepto si se detectan anomalías que necesitan una actuación más importante.

*(Para potencias admisibles superiores a 20 kW, es necesario tener en cuenta el punto 4 de la Nota aclaratoria de la Generalitat de Catalunya)

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta