Documentación necesaria para el alta de suministro en Cataluña

[També en: català] [Euskaraz ere eskuragarri] [Tamén en galego]

Cuando se quiere dar de alta de suministro, se debe certificar que la instalación eléctrica se encuentra en buen estado y cumple la normativa vigente en materia de seguridad. En este artículo detallamos la documentación que se requiere en Cataluña, y que es diferente según la casuística: alta de una primera ocupación (nunca antes ha habido luz en aquel punto de suministro) o alta de segunda ocupación (había habido luz, pero actualmente no la hay). Para los casos en que actualmente ya hay luz, lo que hay que hacer es un cambio de titularidad.

Primera ocupación

En los casos de primera ocupación, en Cataluña, se tienen que presentar dos documentos (se puede hacer a través de la Oficina Virtual en el momento de contratar):

  • Certificado de la Instalación Eléctrica (CIE): este documento recoge las características técnicas de la instalación y certifica que sus condiciones son seguras para recibir el suministro de electricidad. Tiene una vigencia de 20 años a partir de su emisión.
  • El Registro de Instalaciones Técnicas de Seguridad Industrial de Cataluña (RITSIC)

Estos documentos, que son válidos durante un año desde su emisión, los debe emitir personal electricista homologado, y recogen las características de la instalación, como por ejemplo la potencia máxima instalada o la que puede admitir.

Segunda ocupación

En los casos de segunda ocupación, que por lo tanto en algún momento ya ha tenido un Certificado de instalación eléctrica (CIE), se pueden dar varias situaciones:

  • Opción 1: El alta de suministro de segunda ocupación implica una ampliación de potencia contratada respecto a la potencia máxima admisible que figura en el certificado (CIE) vigente. En este caso, será necesario que nos entregues, a través de la Oficina Virtual, la documentación técnica que te entregue el personal electricista homologado (puede ser un CIE más RITSIC o bien un boletín eléctrico).
  • Opción 2: Al hacer el alta de suministro, quieres pedir una potencia igual o inferior a la potencia máxima admisible de la instalación (según establece el CIE), y el CIE tiene una antigüedad de menos de 20 años. En este caso, no es necesaria ninguna documentación más.
    • Solo en los casos en que fuera necesario hacer cambios en la instalación, se debería presentar un nuevo CIE, acompañado del RITSIC (Registo de Instalaciones Técnicas de Seguridad Industrial de Cataluña).
  • Opción 3: Al dar de alta el suministro, quieres pedir una potencia igual o inferior a la potencia máxima admisible de la instalación (según establece el CIE), y el CIE tiene una antigüedad de más de 20 años. En este caso, la distribuidora podría pedir que se presente un nuevo CIE, lo que te notificaríamos vía correo electrónico. En caso de que no lo pida, igualmente es recomendable hacerlo, ya que certificará que la instalación se encuentra en buen estado y cumple las medidas de seguridad vigentes.

Tanto el CIE como el RITSIC, que son válidos durante un año desde su emisión, los emitirá personal electricista homologado, y recogen las características de la instalación, como por ejemplo la potencia máxima instalada o la que podría admitir.

El precio del CIE puede variar según el profesional; por ello, siempre es recomendable pedir diferentes presupuestos. Como referencia, suele estar entre los 80 y los 200 euros, excepto si se detectan anomalías que necesiten una actuación más importante.

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta