Baja del suministro eléctrico

[També en: català] [Euskaraz ere eskuragarri] [Tamén en galego]

La baja de suministro eléctrico implica el corte de servicio en la vivienda o local asociado a un contrato. Es decir, el espacio quedará sin electricidad y también dejarán de generarse facturas.

Si en algún momento posterior se decide volver a dar de alta el suministro, se tendrán que afrontar los gastos regulados que aplican las compañías distribuidoras. Se recomienda solicitar la baja si un punto de suministro debe quedar deshabitado o sin uso durante un período de tiempo considerable (en la parte final de este artículo encontrará más detalles).

Si no quieres dejar sin luz el punto de suministro, tienes la opción de gestionar un cambio de titularidad hacia los nuevos usuarios del servicio. 

Antes de tramitar la baja de suministro, recuerda que:

  • Sólo la persona titular del contrato puede solicitar la baja de suministro eléctrico.
  • Si solicita una baja del suministro eléctrico, está dando tu consentimiento para interrumpir el suministro asociado a tu contrato.
  • Desde el momento en que lo solicitamos, pueden pasar unas horas o hasta 6 días laborables a hacerse efectivo el corte, ya que la distribuidora tiene un margen de 6 días hábiles para llevar a cabo la baja. No podemos garantizar, por tanto, el día exacto en que se cortará el suministro.
  • Si das de baja un punto de suministro, emitiremos una última factura correspondiente al consumo realizado hasta la fecha del corte.

Pasos para solicitar la baja de suministro

Si quieres solicitar la baja de suministro eléctrico, debes hacerlo a través de la Oficina Virtual de Som Energia. 

Dentro del apartado de contratos, debes clicar Dar de baja un punto de suministro y si tienes más de un contrato, tendrás que seleccionar el que toque.

De forma automática te aparecerá el número de contrato y dirección del punto de suministro en cuestión. Revisa que sea, efectivamente, el contrato que quieres dar de baja.

Después, deberá indicar el código CUPS, la fecha de baja -que como hemos dicho es aproximada- y el número de teléfono.

También es necesario aceptar la política de privacidad, así como las condiciones de la baja.

Una vez tramitada la baja aparece la ventana en la que te decimos que revises tu correo.

En este punto, recibirás en unos minutos un correo de confirmación en tu correo electrónico. Tendrás que pinchar sobre el enlace que te enviamos para hacer efectivo el cambio solicitado. Este enlace tiene una validez de 24 h. Si no completas este proceso de validación, la baja no se realizará. 

Tal y como se muestra en la imagen inferior, el enlace te lleva de nuevo a la Oficina Virtual, donde deberás confirmar la baja.

¿Cuándo sale a cuenta solicitar una baja?

Como comentábamos al inicio del artículo, si se prevé que durante un tiempo considerable no se hará ningún uso eléctrico en la vivienda o local, puede salir a cuenta pedir la baja y después volver a pedir el alta. Dado que, al pedir el alta, deben pagarse los gastos regulados que aplican las compañías distribuidoras y que puedes consultar aquí, sólo sale a cuenta en determinados casos. Depende del tiempo durante el cual no se necesite suministro, de la potencia que se tenga contratada y de si habrá que volver a realizar el boletín eléctrico durante el trámite del alta 

La siguiente tabla hace un cálculo aproximado del número de meses que sale a cuenta dar de baja un punto de suministro con tarifa 2.0TD, según potencia contratada y coste de alta. Todos estos cálculos están hechos sin tener en cuenta que sea necesario renovar el boletín eléctrico. Si se tiene que renovar (depende de la distribuidora), esto incrementa el coste de recuperar la electricidad en el local o vivienda, y, por tanto, incrementa el número de meses que vale la pena económicamente realizar todos los trámites.

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta