Baja del suministro eléctrico

La baja de suministro eléctrico implica el corte del servicio en la vivienda o local asociado a un contrato. Es decir, el punto quedará sin electricidad y también se dejarán de generar facturas.

Si en algún momento posterior se decide volver a dar de alta el suministro, se deberán afrontar los gastos regulados que aplican las compañías distribuidoras. Se recomienda solicitar la baja si un punto de suministro debe quedar deshabitado o sin uso durante un periodo de tiempo considerable (en la parte final de este artículo encontrarás más detalles).

Si quieres solicitar la baja de suministro eléctrico, deberás rellenar el formulario que encontrarás bajo estas líneas para facilitarnos tus datos personales, los del contrato y la fecha en que quieres que solicitemos el corte de suministro. Desde el momento en que lo pedimos, pueden pasar o unas horas o hasta 6 días laborables en hacerse efectivo el corte, ya que la distribuidora tiene un margen de 6 días hábiles. No podemos garantizar, por lo tanto, el día exacto en que se cortará el suministro. Importante: después de rellenar el formulario, también deberás responder el correo de confirmación que te enviaremos. Si no lo haces, no tramitaremos la baja (este correo es un mecanismo de seguridad).

Recuerda que:

  • Solo la persona titular del contrato puede solicitar la baja de suministro eléctrico.
  • Si solicitas una baja del suministro eléctrico, estás dando tu consentimiento para interrumpir el suministro asociado a tu contrato.
  • No podemos garantizar que el corte se haga exactamente en una fecha concreta, puede haber una variación de seis días laborables.
  • Después de rellenar el formulario, debes responder el correo de confirmación que te enviamos.
  • Si das de baja un punto de suministro, emitiremos una última factura correspondiente al consumo realizado hasta la fecha del corte.

¿Cuándo sale a cuenta solicitar una baja?

Como comentábamos al inicio del artículo, si se prevé que durante un tiempo considerable no se hará ningún uso eléctrico en la vivienda o local, puede salir a cuenta pedir la baja y luego volver a pedir el alta. Como, al pedir el alta, se pagan los gastos regulados que aplican las compañías distribuidoras, solo sale a cuenta en determinados casos. Depende del tiempo en que no se necesite suministro y de la potencia que se tenga contratada.

Por ejemplo, si la potencia contratada es de 5 kW, sale a cuenta dar de baja el suministro si se prevé que no habrá electricidad durante más de 8 meses, aproximadamente.

Si la potencia contratada es de 10 kW, habitualmente sale a cuenta si se prevé no necesitar electricidad durante un mínimo de 7 meses.


Todos estos cálculos están hechos sin tener en cuenta si será necesario renovar el boletín eléctrico. Si se tuviera que renovar, esto incrementaría el coste de recuperar la electricidad en el local o vivienda.

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta