La tarifa con discriminación horaria (DHA)

Cuando contratamos el servicio de electricidad, la tarifa de acceso a la que podemos optar nos viene determinada por la potencia contratada: las tarifas 2.0 (menor o igual a 10 kW de potencia), las 2.1 (entre 10 y 15  kW) y la 3.0 (superior a 15 kW, en baja tensión).

Con las tarifas 2.0 y 2.1 se puede elegir entre un precio de la electricidad fijo para todas las horas del día o bien un precio que varía según unos tramos horarios establecidos. Es lo que se conoce como tarifas con discriminación horaria.

Antes esta tarifa se conocía como tarifa nocturna, pero actualmente el tramo horario más económico (período valle) ya no es solo durante la noche sino que incluye horas de la mañana. Resultan, por lo tanto, ¡14 horas valle!

Los horarios de la tarifa con discriminación horaria

El horario de verano-invierno cambia en el mismo momento que cambia la hora oficial (el último domingo de marzo y el último de octubre).

Estos horarios punta y valle son igualmente válidos para las Islas Canarias con la hora insular.

¿Cuándo sale a cuenta contratar la tarifa con discriminación horaria?

Cuanto más uso de electricidad hacemos durante las horas valle en relación a las horas punta, más nos convendrá contratar la tarifa con discriminación horaria.

El precio en las horas valle es casi la mitad que el precio de la tarifa sin discriminación horaria, pero el precio en horas punta es solo un poco más caro que el precio normal.

Si comparamos el precio de la tarifa 2.0A (precio fijo) con el precio de la 2.0DHA (discriminación horaria), vemos que en el periodo punta pagamos un 15,8% más, pero en el periodo valle nos ahorramos un 41% en el precio. Para la 2.1DHA esta relación es punta, 13,2% más caro, y valle, 38.8% más económico.

Tabla de ahorros según el porcentaje  de uso en horas punta/valle y según los precios actuales:

Por lo tanto, si analizamos nuestros hábitos de uso de electricidad es posible que nos compense tener discriminación horaria. Normalmente, si tenemos al menos un 25% del uso en las horas valle ya nos interesa esta tarifa.

Y esto no es difícil de lograr, ya que tenemos elementos que funcionan durante todo el día y, por lo tanto, también durante las horas valle (14 horas). Un ejemplo es la nevera, que es uno de los electrodomésticos que más electricidad usa al cabo del año. Por lo tanto, fácilmente podemos pensar que si tenemos un poco de actividad durante las horas de la mañana o de la noche (si utilizamos la lavadora, el lavavajillas o el ordenador, etc.), nos convendrá la discriminación horaria.

Por el contrario, si tenemos cocina eléctrica, por ejemplo, no será fácil dejar de utilizarla durante las horas punta (coincidiendo con las horas de mayor actividad en la casa, entre el almuerzo y la cena). En este caso,  se tendrá que estudiar bien, porque quizás es mejor mantener la tarifa sin discriminación horaria.

Artículos relacionados

Otros artículos que nos pueden ayudar:

https://www.ocu.org/vivienda-y-energia/gas-luz/consejos/trucos-ahorrar-energia

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta