Cómo reducir los usos permanentes de electricidad

Los equipos y los electrodomésticos de casa a menudo usan electricidad incluso cuando no los estamos utilizando.

Es lo que conocemos por reposo o uso permanente: electricidad usada por un equipo cuando no está realizando su función principal, pero está conectado a una fuente de alimentación y está preparado para ser utilizado. Por ejemplo, un televisor continúa usando un poco de energía para mantener la función de control remoto después de que apaguarlo con el mando a distancia.
Estos "vampiros energéticos" acaban "mordiendo" a nuestras facturas. Pero el coste no es sólo económico. La electricidad generada para estos dispositivos siempre representa un montón de emisiones que contribuyen al calentamiento global, pero se podrían evitar.
Con un poco de motivación y atención, podemos reducir la carga permanente a la mitad o incluso más.

Algunos consejos y medidas a tener en cuenta

  1. Desconecta los dispositivos que no se utilizan o se utilizan muy poco inmediatamente después de usarlos. 
  2. Cuando salgas de casa durante períodos largos, desactiva o incluso desconecta los aparatos eléctricos de los enchufes.
  3. Conecta los dispositivos a una regleta de enchufes con interruptor para poder desconectarlos todos a la vez. Existen también widgets más sofisticados como el que comentamos más adelante. 
  4. Ajusta la configuración de energía de aquellos equipos cuando sea posible. Por ejemplo, poner en reposo el ordenador después de un tiempo de inactividad (¡apágalo cuando no lo uses!). 
  5. Cuando tengas que cambiar un equipo, compra uno nuevo, si es posible, con la etiqueta ENERGY STAR, ya que minimiza el uso de energía para modos inactivos y activos.
Básicamente, el modo más eficaz y más sencillo de reducir el uso de energía en espera es:
apagar o desconectar los electrodomésticos y dispositivos tras usarlos.

Cómo identificar qué aparatos hacen uso eléctrico en "stanby"

Normalmente los equipos que tienen un uso eléctrico permanente, aunque no en funcionamiento, son aquellos que:
• Tienen un control remoto o una pantalla digital encendida continuamente.
>>Por ejemplo, televisores, reproductores DVD, ventiladores eléctricos, lavadoras, hornos de microondas y equipos de audio.
Aunque apagamos el aparato con el mando a distancia, éste se mantiene en reposo para mantener funciones, como el sistema de control remoto o el circuito de visualización digital.
• Tienen una fuente de alimentación externa.
>>Cargadores de teléfonos móviles, ordenadores portátiles, etc.
Aunque el dispositivo de carga principal del aparato esté apagado, la unidad de alimentación externa del dispositivo aún está usando electricidad de standby.
• Tienen batería recargable y dispositivo de carga.
>>Teléfonos inalámbricos, cargadores de batería, etc.
Puede ser que estos equipos continúen utilizando electricidad aunque la batería esté completamente cargada.
Entre los aparatos con standby (modo espera) podemos incluir:
módem de banda ancha, router wifi, teléfono inalámbrico, ordenador, monitor de ordenador, impresora, cargador para teléfono móvil, tableta, portátil y batería de seguridad, televisor, reproductor de vídeo, grabadora de vídeo digital, consola de videojuegos, radio, ventilador eléctrico, cepillo de dientes eléctrico, máquina de afeitar, etc.
¿Te ha sido útil, este artículo? Gracias por tu valoración Hubo un problema al enviar sus comentarios. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta