¿Cómo contrato la luz si estoy de alquiler?

Si resides en una vivienda alquilada, también puedes contratar la luz con Som Energia. Para ello, solo necesitarás rellenar el formulario de contratación. Como persona usuaria, tienes derecho a contratar el suministro eléctrico a tu nombre y con la compañía que elijas.

Si el contrato ya está a nombre de otra persona, deberás solicitar el cambio de titularidad. Para ello simplemente es necesario rellenar este formulario de cambio de titular. Una vez rellenado, enviaremos un correo electrónico a la dirección del actual titular y otro a la dirección de la nueva persona titular. Esta deberá confirmar el cambio respondiendo este correo electrónico.

Estos trámites son gratuitos.

En Som Energia recomendamos que la persona usuaria de la electricidad sea la titular del contrato, por varios motivos:

  • Por adecuación a la ley.
  • Según el Real Decreto 1955/2000 de suministros eléctricos, el contrato de suministro es personal y debe estar vinculado a la persona que efectivamente está utilizando la energía en aquel punto de suministro.
  • Para garantizar los derechos, tanto de la persona arrendataria como de la propietaria.
  • La confidencialidad de la información de las facturas o la decisión sobre qué potencia y tarifa contratar es un derecho de la persona usuaria. Según las normativas de protección de datos, el acceso a esa información por parte de una tercera persona sin el consentimiento explícito de la persona usuaria supone una vulneración del derecho a la intimidad.
  • Por otro lado, la responsabilidad legal de cada contrato recae en la persona titular. Por consiguiente, en caso de impago de facturas, será la persona titular quien deba asumir las deudas generadas, aunque sea otra persona quien realmente haya utilizado aquella electricidad.
  • Para agilizar las comunicaciones y las gestiones.
  • Si surgen problemas o modificaciones, preferimos dialogar directamente con la persona usuaria de aquel suministro. El hecho que haya figuras intermediarias genera lentitud y dificultades innecesarias.

Por todo ello, insistimos en la recomendación para todas las partes de que la persona usuaria sea la persona titular del contrato.

¿Te ha sido útil, este artículo? Gracias por tu valoración Hubo un problema al enviar sus comentarios. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta