La tarifa 3.0A

La tarifa 3.0A es la tarifa de acceso a la red determinada por ley para todos los puntos de suministro de baja tensión con más de 15 kW de potencia contratada: pequeñas empresas, servicios de hostelería, restaurantes, hoteles , panaderías, cafeterías, escuelas, despachos, oficinas, comunidades vecinales, etc.

Características de la tarifa 3.0A (determinadas por ley):

  • La tarifa 3.0A factura en tres periodos: P1 (Punta), P2 (Llano) y P3 (Valle). Cada período corresponde a una franja horaria diaria donde el precio de la energía y de la potencia es distinto: Los tres períodos de la tarifa 3.0A
  • Tres potencias contratadas: Se puede contratar una potencia distinta en cada uno de los tres períodos. No existen valores normalizados y sólo es necesario que una de las tres potencias esté por encima de 15 kW.*
  • Posibilidad de superar la potencia contratada: En ningún caso el suministro queda interrumpido por utilizar una potencia superior a la contratada.
  • Facturación de la potencia: En caso de que el maxímetro registre valores superiores a la potencia contratada se aplicará un recargo. Del mismo modo, en el caso de que el maxímetro registre valores inferiores se aplica una rebaja a la hora de facturar la potencia: Coste de la potencia en tarifa 3.0A
  • Registro de potencia utilizada: El maxímetro registra la potencia máxima utilizada en cada franja horaria durante un periodo de 30 días aproximadamente. Este hecho permite que cuando hay un registro de 12 meses se pueda realizar un cálculo para saber la potencia óptima a contratar durante este último año: Estudios de optimización de potencia en tarifa 3.0A
  • Una modificación contractual cada 12 meses: La empresa de distribución eléctrica puede negarse a modificar la potencia contratada más de una vez cada 12 meses y por este motivo hay que ser muy cuidadoso y tener presente ese tiempo vista en el momento de elegir la potencia a contratar.
  • Registro y facturación de la energía reactiva: La energía reactiva aparece en las instalaciones eléctricas cuando se utilizan aparatos que necesitan crear campos magnéticos y eléctricos para su funcionamiento. Esta energía es molesta para la distribución y por esta razón se crearon recargos por los excesos de consumo en esta energía.
  • Facturación mensual en lectura real: La facturación es mensual y la lectura del maxímetro debe ser real ya que no se puede estimar la lectura de la potencia utilizada registrada por el maxímetro.

* Algunas pequeñas empresas de distribución eléctrica locales no permiten que dos de los periodos tengan una potencia contratada por debajo de 15 kW.

Necesitas más ayuda? Contacta Contacta